*

*

martes, 27 de septiembre de 2016

DeTalles



Ella llegó a casa, dejó la cesta que portaba en el suelo, tenía esa cara de... algo le rondaba en la cabeza, él lo supo al instante.

* He visto a Carolina, hemos compartido un tramo en el camino a casa.  Estaba muy contenta. Hoy es su aniversario.

Él sabía que eso no era todo.


* ¿Cuándo es nuestro aniversario?

* En invierno.  Contestó él,  rápido, dando seguridad al momento tan delicado. En Noviembre. Sentenció.

* ¿Seguro?  Lo he olvidado.

* Bueno creo que si....

* ¿Qué día?   Sus ojos denotaban tristeza por esa dejadez, por haber dejado que el olvido hubiera abrazado lo cotidiano.

* No sé... - declaró él finalmente-   los últimos días de Noviembre, creo.   ¿Acaso importa?



Si, si importaba...





sábado, 24 de septiembre de 2016

De hielo y gasolina




No sé demasiado de amor, lo he gastado todo en desiertos de hielo.
El tiempo ha pasado demasiado rápido y ya dejé de otear el horizonte esperando no sé qué, no sé a quien.

Su nombre siempre lo pronuncio en susurro, como si fuera un remolino de viento en las tardes de primavera que remueven mi flequillo, que siento pero no veo. 

 Él no era la alegría de la huerta, no señor, era un hombre de esos de pocas palabras y mucho corazón. De esos que se tienen  que aprender a interpretar sin palabras. De los que no le gustan los cambios si lo que tiene es cómodo.

Últimamente  estaba triste, por todo, por nada, se hundía en el catre cada noche y sabía que su vida se había convertido en una noria, que bien subía o bajaba pero no salía de esa espiral de sentimientos encontrados.  Tenía la constante sensación de estar gritando a pleno pulmón y que NADIE podía escucharle...
Su grito subido a lomos  del viento recorrió amplias praderas y tierras lejanas... Pude reconocer esa tristeza que desgarra, esos silencios que lo dicen todo, supe descifrar el peso que llevaba en la vieja mochila.

No sé demasiado de realidades ni de planes,  los olvidé bajo alguna piedra del camino.  El tiempo pasó demasiado rápido y el hielo se acumuló en mi horizonte...
Pero tengo un espacio fantasma disfrazado de hogar. Una laguna en mitad de la nada, un lugar donde las melodías de viejas bandas roqueras se mesclan con el olor a gasolina, el sabor a cerveza y   libros acumulados en las mesas.

Es curioso, pero a veces,  mirando esa vida que no me es ajena me descubro desierta... masticando las letras de su nombre, como si me supieran a   luz y a agua fresca.  Y entra en mí por las grietas de mi corazón de hielo, y me quedo varada como sirena de cuento. 
Y sueño con verle reír a carcajadas, sin miedos y con el corazón atolondrado en esos momentos de la vida donde no se requiera la sensatez del hombre que es. 

Hay tantas cosas que me gustaría decirle...


Y sueño en que de alguna forma encuentre un nuevo sendero, que los momentos fluyan como afluente del Ganges, que le lleve a un lugar como aquel donde todo empezó, donde vuelvan las ganas de ser explorador, donde todo renazca y las risas se confundan con el sonido de la música, donde robe besos al amor de tu vida mesclado con el olor a gasolina de su moto, donde todo haya valido la pena, porque todo ese angosto camino que tuvimos que recorrer fuera el camino para llegar a casa...

Y así suele suceder, así suele ir el mundo pero en ocasiones tomamos un camino que nos distrae y terminamos perdidos en lugares que no reconocemos como nuestros.  Y entonces las nubes tóxicas nos invaden con viejas emociones, atiborrándonos de recuerdos abstractos e ideas confusas...











martes, 20 de septiembre de 2016

Una mariposa.-



Fue en un instante.

Estaba gravemente enfermo y de pronto, dejó de respirar.

Pitidos, carreras, llantos... él veía todo lo que estaba pasando desde fuera de su cuerpo y es que ese cuerpo, ya no le pertenecía.

De pronto, vio una mariposa y la tocó.





Un mundo de luces y sombras y una paz como nunca había experimentado invadió todo su ser.
Habían arroyos de aguas cristalinas, árboles altos y frondosos, prados tremendamente verdes y un camino, El Camino, su Camino.

Empezó a caminarlo y empezó a encontrarse con sus seres queridos.

Esa perra que murió envenenada fue su primer encuentro.

Fue un abrazo eterno, lleno de lametones, ansioso, lleno de amor y bienestar.

Siguió caminando. Sus amigos... el que falleció de esa enfermedad tan horrible, el que murió en ese accidente de tráfico... eran los amigos a los que hacía que no veía más de una década y estaban igual que como los recordaba, con la misma sonrisa, con la misma forma de andar y de hablar... y continuó otro tramo, con su perra, a la que tanto quiso, y encontró a su padre, haciendo crucigramas, en su mecedora, con sus pantalones cortos, y a su hermana, pintando figurillas, con su eterno paquete de ducados... y todo era paz, todo fluía como nunca jamas había fluido, en ese lugar tan hermoso, con esos seres tan queridos.

Y tuvo que regresar. Había una madre que lloraba y unos amigos a los que consolar.

Y vio un acto frío y triste y él solo pensaba, si estoy bien, si jamas he estado así, si no debéis llorar sino alegraros de que esté donde estoy...

Y decidió durante un tiempo, cuidar de los suyos en la Tierra. Tenía una madre a la que besar y unos amigos con los que estar, en sus charlas, en sus recuerdos...

Y es que el final, solo es el principio... y solo hay que estar atento, muy atento, en seguir y tocar a la mariposa.

Como pavo Real blanco...






No quiero transmitir la idea de sicoanálisis de andar por casa ni nada de eso pero hoy os quiero hablar de la idea de lo fácil que resulta enojarnos, por todo, por nada, incluso con nosotros mismos, porque no hay nada más complicado en ocasiones que entendernos y llevarnos bien con uno mismo.  A veces nos encontramos en un verdadero conflicto interior...

Cada vez que sientas una emoción negativa, de baja vibración, frustación con el mundo en general,  déjala ser, siéntela al máximo, y luego recuerda…
"no soy esto, me dejo llevar por este sentimiento como humano  en este instante para luego dejarlo ir. Me permito dejar a mi esencia accionar  por  mí antes de que esa  emoción influya en mis acciones. Porque soy paz, armonía y amor." Es cuestión de decisión y sensatez.

Entonces descubres que no eres ese rencor que sientes.
No eres esa ansiedad que experimentas,
no eres odio,
no eres miedo,
no eres resentimiento,
no eres tristeza,
no eres rabia,
no eres envidia,
no eres nada de lo que tu ego siente. 

Eres puro. Eres energía.
Eres mucho más de lo que crees, basta con sentirte y amarte para empezar a concientizar que eres mucho más magia de lo que te imaginas.
Eres un ser increíblemente inmenso.


Y si tienes dudas  escucha  a esa persona que tienes a tu lado y descubrirás lo importante que eres. Todos tenemos esa persona que conoce lo mejor de nosotros, eso que ocultamos  tras nuestros propios demonios. Que conoce nuestros miedos, nuestras tristezas y rabia contenida ante los enfados y frustraciones. Esa persona que combate la tormenta a nuestro lado. Que nos recuerda que somos especiales y únicos como el pavo real blanco,  tan peculiar como hermoso aún siendo distinto a todos...  y es que hay veces que  adoptamos esa forma de  fantasma perdido, como pavos reales blancos que anhela sus colores sin tener la percepción que es tan señorial como los que deslumbran con sus colores.

Yo siempre he pensado que la vida es más sencilla de lo que parece, que somos nosotros quien la complicamos o quien dejamos que  nos la compliquen, es fácil dejarnos llevar por los enfados y por todas esas cosas negativas que nos contagia la sociedad y la vida en general  con sus varemos y su letra pequeña,  así que no lo olvidéis cuando os invada el caos y la desilusión...  Eres mucho más de lo que crees, basta con sentirte y amarte para empezar a concientizar que eres mucho más magia de lo que te imaginas.

Eres un ser increíblemente inmenso. Eres importante para alguien que está ahí a tu lado. Echa un vistazo y la/lo verás...




sábado, 17 de septiembre de 2016

Chacha por un día.-




21 años, Alicante, un piso de universitarios...

Es cuando realmente empiezas a llevar las riendas de tu vida.
Sino compras, no comes. Sino vas a clase, no apruebas. Sino lavas, no tienes la ropa limpia... y así todo.

Mi madre me daba 300 €/mes.
Viuda, con una pensión de unos 700 €/mes, todos los primeros de mes su ingreso, 300 €, para que yo estudiara.

Casa de estudiantes; 75 €/mes, fotocopias; 30 €/mes, bonobus para subir a la universidad, la parte proporcional del recibo de de luz y de agua... había que estirar aquello y ser consciente del sacrificio de mi madre, que la vida de la partida de cartas en el Aeroclub de la Universidad con el botellín de cerveza y las risas era demasiado tentador.

Mi orla y el título de mi segunda carrera, en su casa.
Fui su inversión y soy lo que soy gracias a ella.

En aquel tugurio que teníamos alquilado en el Círculo de Lectores de Alicante, implantamos el "chacha por un día".

Durante un día, al que le tocaba, se encargaba de fregar los cacharros de la cena, ir a por el pan, hacer de comer, fregar los cacharros de la cocina y fregar la cocina, y voila... durante los siguientes tres días otro compañero te lo hacía con lo que, solo pringabas un día a la semana.

Fran, lunes, mondongo.
Víctor, martes, arroz tres delicias.
Jesús, miércoles, espaguettis con picadillo.
Y yo, los jueves, habichuelas o lentajas.

Fue una forma de organizarnos, de alimentarnos y de tener la casa medianamente organizada.

Las zonas comunes las limpiábamos una vez a la semana, y las habitaciones, cuando "pillábamos", sabiendo que, cuando alguien limpiaba la habitación era porque preveía una visita femenina...;)

Estábamos organizados. Íbamos todos los días a clase. Estudiábamos por la noche y dormíamos por las mañanas.

Por supuesto, los domingos veíamos la peli de terror de A3 con bocata y bote de coca cola. Los miércoles íbamos al cine, al día del expectador y los jueves salíamos por El Barrio de Alicante, a beber cerveza y a tomar copas con el alcohol procedente de nuestras petacas, que no teníamos para cubatas.

Fueron tres grandes años, incluídas fiestas donde venía la policía local a leernos la cartilla.

Todo era un motivo de alegría y de risas.
Ir a comprar al Pryca, ir al chino a comprar tonterías, nuestras conversaciones en el banco de una plaza de madrugada y un grado de unión y amistad importante y es que, durante nuestra convivencia, era raro vernos discutir entre nosotros.

Historias...mil... de vecinas incluídas y es que, cuando alquilábamos un piso, la ropa interior femenina del patio de luces nos decía nuestras distintas posibilidades y ya sabíamos lo que había en el edifico y hasta el piso y hasta si vivía sola o con su madre, y es que las bragas de una madre colgadas en el patio de luces siempre delatan su presencia.

(dedicado a Macondo...;)


viernes, 16 de septiembre de 2016

Nuestra burbuja






¿Cuántas veces habéis pensado en el universo?
  Yo muchas.  Desde bien pequeña he tenido la inquietud de qué hacemos aquí en este planeta tan solitario en un océano infinito con millones de planeta y estrellas, nunca entendí que algunos osen en pensar que somos los único seres racionales de ese infinito cósmico.

Yo nunca he pensado que el universo fuera infinito. Igualmente creo que nadie podrá saberlo nunca a ciencia cierta, pero el término infinito es demasiado incompleto, el océano Atlántico también debió ser infinito antes de que los Vikingos descubrieran lo que siglos después sería América.  Infinito debe ser la respuesta a lo que no se sabe explicar ni expresar con palabras, como el amor de una madre a su hijo.  Pero que, por muy grande que sea tiene que tener su principio y su final.

En los últimos tiempos, científicos  de estos que no descansan en la búsqueda de tantas preguntas han desglosado una nueva teoría, como toda teoría resulta fantástica y alocada, arriesgada  como cuando Copérnico y Galileo  dijeron que la tierra era redonda y nadie entendió porqué no nos caíamos al vacío.   Esta nueva idea se basa en “La teoría de las burbujas del universo”.

La idea de que estamos solos en este universo,  en este universo infinito tan dificil de entender e imaginar desde que estuvimos en el colegio, tiene diferentes interpretaciones, ya que poco sabemos de lo que está fuera de la Tierra. Y ¿si acaso este universo no fuera el único?

La nueva investigación da crédito a la idea de un multiverso. Esta teoría postula que cuando el universo creció de manera exponencial después del Big Bang, algunas partes del espacio-tiempo se expandieron más rápidamente que otras. Esto podría haber creado 'burbujas' de espacio-tiempo que luego se convirtieron en otros universos.  El universo conocido tiene sus propias leyes de la física, mientras que otros universos pueden tener leyes físicas diferentes, de acuerdo con el concepto de multiverso. 
Nuestro universo infinito sería una burbuja en un “mar espumoso” de universos burbuja. 

Universos burbuja.  La idea me parece grandiosa. Porque entonces nuestro universo infinito tan solo sería una burbuja más entre millones de burbujas.  Tendríamos principio, tendríamos final, pero  de poco serviría porque no podremos salir mucho más lejos de nuestro sistema solar.  Tan solo podremos llegar ahí a la esquina, y seguro que llegar al planeta rojo nos costará sangre, sudor y lágrimas. Porque toda colonización lleva su coste.

Siempre me ha dado vértigo pensar en todo este cosmos intergaláctico, donde de pronto me planteo que soy como una hormiga en su hormiguero. De pronto me doy cuenta que soy una mujer en su planeta.  De pronto me doy cuenta que todos vivimos en nuestra propia burbuja, nuestra casita con nuestras cosas para hacernos la vida cómoda y agradable, con sus pequeñas manías, sus dudas, sus miedos… Imagino que todos somos lo mismo y todos buscamos a esas personas que nos hacen sentir bien en nuestras propias burbujas.

Quizás solo sea una teoría para hacer nuestro frío infinito confortable, porque todo lo confortable es burbuja, antes de nacer, estamos en una burbuja  dentro del universo de nuestra madre, creadora de vida siempre. Cuando nos enfadamos con el mundo nos encerramos en nuestra propia burbuja protectora, incluso cuando encontramos el amor creamos esa burbuja encantadora en la que ese amor nos hace sentirnos volátiles e indestructibles al mismo tiempo.

Imagino que eso es lo mágico de esta teoría porque no hay cosa que siendo tan frágil nos haga sentir mas seguros e indestructibles.


Así que llego a mi propia conclusión,  ¿Creéis  que hay una cosa más bonita  e inteligente en este mundo que encontrar a personas  con las que crear tu propia burbuja?








miércoles, 14 de septiembre de 2016

El amor.-



Mariposas en el estómago???
Necesidad de perder peso e ir hipermegaarreglado a la cita???
Buen rollo total con compañeros de trabajo, gimnasio y con el planeta tierra en general???

No lo dudes. Eso es amor.

Las personas que hemos tenido varias parejas, hemos amado mucho aunque también hemos sufrido mucho.

Cada encuentro, una ilusión. Las feromonas hacen su trabajo.

Cada ruptura, algo traumático y dramático por muy justificada que estuviera la ruptura.

Traumas que superas, con el tiempo, pero cicatrices que siempre perduran y que siempre marcan, a pesar del tiempo, tu nuevo amor.

Las personas que encontraron su amor a los  15 años y se marchan en sus brazos a los 80, una suerte.

Ellos, en las crisis que toda pareja tenemos, piensan que ese amor es para siempre, que tienen que arreglarlo y superar las dificultades, y que casi todo tiene arreglo, perdón, y olvido.

Las personas que hemos tenido varias parejas, en la madurez, aunque hayas amado más que las primeras, llegas a la misma conclusión, me enamoré de quien me enamoré, con el tiempo, vendrán las crisis y el precio de una nueva ruptura, cada vez es más terrible.

Hay que hacer funcionar el amor. Quien no lo cuide, lo pierde.

Es sencillo. La suma de muchos pequeños detalles. Un gracias, un que bueno estaba todo, un me preocupa esto o lo otro, un que te parece si nos apuntamos o hacemos esto o aquello..., como sistema de vida en pareja, al final, termina siendo un gran amor.

Yo me he equivocado en muchas ocasiones. He querido mucho y solo espero que, mi próximo amor, sea el definitivo y que, a pesar de las cicatrices, sea capaz de  haber aprendido de mi desamor.




martes, 13 de septiembre de 2016

seviN el jilguero.-



   
 


No podía esperar a que amaneciera.
Antes del primer rayo de luz ya estaba soñando despierta en su nido, esperando el alba.
Intentaba estar contenta y sacar lo mejor de cada cosa.
El amanecer ya era un motivo más que suficiente para, desde el nido, al ver tantos colores rojizos, entender que iba a ser un gran día, el mejor de su vida.
Unas semillas para comer, el roció en una rama de un árbol para beber, su desayuno perfecto.
Nada podía superarlo. Su nido, su amanecer rojizo y su gran desayuno, propio de una “reina jilguera” y todo un día que por delante que vivir con ilusión.
Su día era un cúmulo de cosas. Una charla con su amigo caracol, su piropo a su amiga gusano, un piar con otros amigos, los niños del jardín, tomar el sol en invierno, comer los restos de un helado en verano... todo estaba bien y todo lo hacía con intensidad y es que, “el último día de uno debe ser un día muy especial” y ella así lo vivía, como si cada día fuera su último día.
Sevin siempre estaba alegre y animada. Tenía sus nubes como todos los jilgueros pero al ser tan tremenda su capacidad de captación de cosas buenas, pasaban pronto sus momentos bajos... y es que un amanecer es tan tan tan tremendo. Es que el agua del rocío esta tan tan tan fresca. Es que mi amigo caracol tiene unas cosas... Es que me gusta ver a los niños en el parque. Es que... era capaz de ver tantas cosas buenas en tantos sitios que le resultaba imposible concentrarse en cosas malas... y su secreto siempre fue muy sencillo... vivir su día a día como si fuera a ser el último de sus días.
Sevin, el jilguero.


*******


Este cuento no es mío. Me lo escribió Roberto, a veces nos regalamos cuentos, sin ningún motivo, tan solo porque sí…  Aunque debo confesar que en ocasiones soy yo quien le pido que me cuente algún cuento.  No creo que haya nada más bonito en la vida que alguien escriba para ti. Es uno de los mejores regalos que se pueden tener aunque entre vosotros y yo… mi mejor regalo es haberle encontrado y poder compartir tantas cosas chulas.





lunes, 12 de septiembre de 2016

La torre de Suso.-



Preciosa película española donde una pandilla de adolescentes con problemas de drogas, en su madurez, vuelven a juntarse en su pueblo de Asturias, en el entierro de su amigo, Suso.

Suso no consiguió apartarse del mundo de la droga. Vivía en una casa, alejada del pueblo, sin trabajar, atendido por su amiga, la cual le llevaba comida y hablaba mucho con él.

El resto de amigos, un constructor sin escrúpulos, un ganadero con una novia prostituta, un profesor celoso e inseguro y Cundo, el mejor amigo de Suso que vuelve diez años después a su pueblo, al sepelio de su amigo.

Recuerdan sus borracheras de adolescentes, aparentan que todo está bien, cuando nada está igual, los cabos sueltos de Cundo (exnovias, padres distanciados, amigos enfrentados...) y Suso los vuelve a unir dejando un proyecto para ellos, construir una torre donde se pueda ver un valle, su valle, de la Asturias rural y minera.

Divertidos los diálogos de Javier Cámara. Con un Gonzalo Castro celoso e inseguro que se ha casado con la exnovia de Cundo. Con una Malena Alterio, irónica, y tremendamente franca y en fin, una película que trata la muerte de un amigo, de forma dramática, con una madre y un hermano “rabiosos y destrozados”, de forma divertida y que resulta tremendamente entretenida.

Cuando uno ve esta película desde la madurez, parece que todos tenemos algo de Cundo.

Todos tenemos cabos sueltos. Exnovias “cabreadas e indiferentes”, todos tenemos algún Suso al que hemos enterrado, no tenemos la vida que pensamos que íbamos a tener a los dieciséis y parece que nuestros amigos, los de verdad, son aquellos que hicimos en el instituto, con nuestras borracheras, nuestras gamberradas, nuestros bailes de estudiantes, a los que hace muchos años que no vemos... y resulta una película muy cercana e identificativa.

Una película para ver un sábado en la madrugada, solo o con tu pareja, con una mantita, una botella de agua al lado y algún que otro pitillo.


sábado, 10 de septiembre de 2016

Dualidad.-



Resulta gracioso vivir en un sitio donde existe un Seminario, el de San Miguel.

Está en lo alto del monte San Miguel, se divisa una bella vista, subir a él andando resulta agradable para el corazón y en mi época de COU, algunas tardes, subíamos allí a jugar al frontenis gratis, contra algún que otro seminarista.

Siempre nos trataron bien. Nos daban agua fresca y en una ocasión, la nariz de mi compañero de frontón sufrió un raquetazo con mi revés y allí lo curaron, entre mis disculpas y su sangre, que los golpes en la nariz siempre han sangrado mucho.

Externamente algunas personas les hace gracia que vivas en una localidad donde existe un seminario e infinidad de Iglesias o capillas. La Catedral, los monjes de Capuchinos, las Hijas de la Caridad y les gusta hacer bromas o decir que “nuestro padre era un cura y nuestra madre una monja”, contestándoles “que al menos sabemos quien es nuestro padre, no como él...”, también de “broma...”.

Quizás deban saber que vivimos en la población con más riqueza patrimonial de la provincia de Alicante, que aprovechamos el riego de nuestros cultivos con las técnicas de los árabes, que sabían de medicina, agricultura y construcción bastante más que los valencianos de aquella época y que con un poco de suerte y sin saberlo, puedes estar tomándote un café en una plaza del siglo XVII con mucha facilidad.

También puedes ver un Velázquez, visitar la casa- museo de Miguel Hernández, poeta republicano, disfrutar de las vistas del castillo de origen árabe que está un poco más arriba que el Seminario y en fin, pasar un puente cultural y divertido.

Gastronómicamente el arroz con costra, que es de Orihuela (un arroz con pollo, embutido y cuajado con huevo), su cocido con pelotas y tienes un sinfín de bares y restaurantes donde por no mucho, te sabrán dar de comer nuevos sabores y texturas para tu paladar.

A pesar de tener Seminario y provenir “de nuestros padres curas y nuestras madre monjas”, tenemos la desgracia de soportar la visita de los hombres que acuden al municipio “a desfogarse” en lo que ellos denominan “el mejor Night Club de la Comunidad Valencia” y es que, en cosas del fornicio,  estando casado y con “una reputación”, no hay como hacerse  200kms para estar “libres de sospecha” y echar una cana al aire con una chica de la edad de su hija o de tu sobrina... claro.

Y de ahí nace este título... entre la dualidad del Seminario/ ciudad gastronómica y patrimonialmente importante en relación “al buque insignia de la Comunidad Valenciana...”, y es que todo se ubica en la misma localidad.



miércoles, 7 de septiembre de 2016

Nuestras pelis... Toro._

Toro.-

Preciosa película con Mario Casas donde un hermano rehabilitado y trabajando de “legal”, debe volver a su mundo a rescatar a su hermano y sobrina.

Renuncia a todo. Destroza el coche de su trabajo y deja de trabajar. Pasa una noche fuera de la cárcel incumpliendo la condicional. Su novia sufre “daños colaterales” y mi pregunta es: un hermano merece todo esto???

Siempre me he preguntado lo mismo en “Salvar al soldado Ryan”. Salvar a un soldado merece la pena la vida del pelotón que va a buscarle???... Que ellos también tienen familia, madre y una vida por delante.

Toro no duda en ayudar a su hermano y sobre todo a su sobrina, con la que mantiene una estrecha relación.

Tiros, peleas, persecuciones en coche... de lo más del cine de acción español, junto en mi opinión a “No habrá paz para los malvados”, con José Coronado.

Tiene también un punto esotérico, de echadora de cartas semibruja, el cual también vimos en esta peli española, de dos policías que van a un pueblo en los años 80 a investigar la desaparición de una niña y que se llama... (no me sale el nombre).

Y nuevamente el cine español me sorprende muy gratamente y es que no hace mucho me comentó una persona eso de que el cine español era equiparable a ser “un paleto de pueblo” con Lina Morgan, Paco Martínez Soria, José Luis López Vázquez... grandes actores de la comedia que interpretaban “lo que les dejaban y como les dejaban” en la transición y no me quedó otra que tratarlo como “analfabeto cinéfilo de grado 10, en una escala de 10”, claro.

Viva la banda, Volver a empezar, Airbag... tan equiparables y respetables como a Algo pasa con Mary, En el estanque dorado o a Pull Fiction.


martes, 6 de septiembre de 2016

Integridad.-



Estas vacaciones he estado muy pendiente de la investidura de Gobierno.

He visto a nuestros partidos políticos pelear por el poder y también he visto a la ciudadanía disgustada por tantos casos de corrupción política, judicial y empresarial a la que nos tienen tan tan tan acostumbrados.

Mi dilema surge cuando un albañil viene a casa y me cobra por una pequeña reforma 500 € más de lo presupuestado y cuando el señor que me vende el material de la reforma me vende más de lo que realmente necesito.

Todo esto lo remata la visión en un pub este domingo donde, un hombre “que no estaba bien”, regalaba billetes de 50 € a las clientes del pub y como algunas personas se lo guardaban en el bolsillo en lugar de rechazarlo y llamar a la policía local, “para que pusiera orden”.

Ante esto me pregunto. Si de un presupuesto de 1.800 € me roban 500 € y si de un hombre embriagado algunas personas se quedan con parte de su dinero, que pasaría si en lugar de 50 € les ofrecieran 2.000.000 de € por una recalificación urbana, o por la obra de un AVE, o por la creación de un aeropuerto que no hace falta como el de Castellón???

Quizás la raza humana tenga un gen, el gen del aprovechamiento de lo ajeno, del apropiamiento indebido de lo material, de la falta de integridad y de solidaridad y en fin, algunos sean una réplica en pequeño de estos políticos, jueces y empresarios de los que tanto se quejan.

Yo creo que uno debe ser íntegro y honesto. Eso es algo que nunca te van a poder quitar.

También creo que uno debe centrarse en sí mismo. Hacer las cosas que están en su mano bien y convertirse “en un punto verde” de su Comunidad.

Si todos en nuestra parcela lo hacemos bien, al final tendremos un mundo mejor, más justo, íntegro y solidario y solo tenemos que pensar a pequeña escala, en cómo hacer las cosas de manera correcta y bien, las pequeñas cosas que esten en nuestra mano.

E ilustro este texto con estos seres "inferiores" que viven en su mundo de juego, comida y sueño, bien lejos de lo material, la deshonestidad y el engaño.

Con ellos lo que presencie el domingo no hubiera ocurrido.



domingo, 4 de septiembre de 2016

Yo y ... Rocky



Rocky es el retrato de un hombre básico, un hombre de barrio, con grandes sueños que consigue a base de sangre, sudor y lágrimas. Un personaje que al margen de esos sueños resulta ser un hombre sencillo, enamorado de la chica de la tienda de animales, tan poquita cosa ella, Adrian, mujer sometida por el tarugo de su hermano, y que nunca me dejó claro si el amor de ella por Rocky era sincero o se dejó llevar por las circunstancias. - Aunque Roberto siempre me dice que sí, que ella lo quería-

Refleja ser un hombre tierno y con corazón a pesar de la profesión tan aparentemente violenta, tiene debilidad por la gente de barrio, demuestra que era un tipo con corazón cuando va a la perrera y recoge a Baskys, su perro en la pantalla y en la vida real ( su verdadero nombre era Butkus, pero falleció hace ya años ) En la última peli, también tiene la compañía de un amigo de cuatro patas (Punchy)
Rocky es un hombre listo, de mente lenta (por los golpes recibidos) pero tiene frases mejores que las del coelho ese...
-Déjame decirte algo que ya sabes. El mundo no es arcoíris y amaneceres. En realidad es un lugar malo y asqueroso. Y no le importa lo duro que seas, te golpeará y te pondrá de rodillas y ahí te dejará si se lo permites. Ni tú ni nadie golpeará tan fuerte como la vida. Pero no importa lo fuerte que puedas golpear, importa lo fuerte que puedan golpearte y seguir avanzando, lo mucho que puedas resistir y seguir adelante. Eso es lo que hacen los ganadores. Ahora, si sabes lo que vales, ve y consigue lo que quieras. Pero debes ser capaz de recibir los golpes y no apuntar con el dedo y decir que eres lo que eres por culpa de ese o el otro. Eso lo hacen los cobardes. Y tú no eres un cobarde. Tú eres mejor que eso.
-El miedo es como el fuego, si lo controlas, te calentará y te mantendrá vivo, pero si te controla a ti, te quemará y te destruirá.
-De vez en cuando, llega una persona que desafía todas las probabilidades, toda la lógica y cumple un sueño increíble.
-¿Por qué hay que estar en deuda para ofrecer algo?
__________
Cuándo veo las películas de Rocky me doy cuenta lo que me gusta este personaje, con su trabajo duro, con el amor de su Adrian, su perro, su furgoneta destartalada, con los amigos de siempre y que pese a conseguir todas sus metas a él lo que le interesa es tener las pequeñas cosas que reconfortan a las buenas personas.
Siempre he estado chiflada por Rocky. Él ha sido mi amor cinematográfico desde que lo vi por primera vez en uno de los cines de mi pueblo. Recuerdo que fui con un amigo, y fui a regañadientes, eso de ir a ver una de boxeo como que no me molaba nada. Era 1985 (Rocky IV). Recuerdo que en ese momento supe lo que era un flechazo, esa flecha está ahí clavada y perdurará por siempre, como los buenos amores... los platónicos, los perfectos, porque no hay ningún rocky mas que en la pantalla de cine... aunque en el fondo, no decaigo en la búsqueda de mi propio Rocky y a veces hastas creo encontrarle.



viernes, 2 de septiembre de 2016

Luna.



Luna llegó cuando tuvo que llegar.
Era ya año y medio solo.
Pregunté, busqué y la encontré.

Por aquél entonces, en septiembre de 2015, me aterraba la idea de pasar otro invierno solo, en una casa de 100 metros, con demasiado espacio, demasiado silencio, con unas tardes muy cortas y unas noches muy largas.

Vino con cinco semanas, recién retirado los biberones.

No medía más que medio zapato y bueno, le regalaron un colchón, le compré  la comida que me indicaron y empezamos a convivir.

Muchos ronroneos, muchos arrumacos y es que era un bebe gato.

Todas las noches la acostaba a su colchón, en la cocina, y allí se quedaba.
Al tiempo, los viernes y los sábados la dejaba dormir conmigo.
Me gustaba sentirla a mi lado.
Sin lugar a dudas las noches no eran tan duras y con su presencia, rompió ese silencio tan tremendo que habitaba mi casa.

Ahora, con un año, en su adolescencia, tenemos una convivencia perfecta.
Por la noche se da el piro y explora las terrazas de los vecinos pero, todas las mañanas la encuentro en mi cama durmiendo, a mis pies, piel contra piel, y es muy agradable.

Le gusta la mecedora, su mecedora, comer directamente el pienso del saco, no de su comedero, le gusta verme duchar, compartir el comedor y en fin, es una buena compañera.

Cuanto más tiempo paso con ella le encuentro mas parecido con los humanos, y es que Luna abraza, chupa, me trae comida y no concibo mi vida sin ella.

Doy gracias por haberla puesto en mi camino, y solo tengo palabras de agradecimiento hacia ella.

Muchas veces en mi trabajo aconsejo mascotas. un gato, un perro...
Un gato te obliga a salir a comprarle comida. Un perro te obliga tres veces al dia a sacarlo a pasear... y mientras tanto uno se moviliza, interactúa con otras personas, se siente menos solo y menos desgraciado y es bueno para la gente que anímicamente se siente mal.

Esta vez, me tocó predicar con el ejemplo. Luna, mi gata callejera.