*

*

miércoles, 18 de octubre de 2017

Crisis.-

Crisis.-

resulta curioso, ante la llamemos Crisis de Rodilla, existe gente que te llama, que no te llama, que se interesa, que le da igual, que se ofrece, que se ladea y en fin, nada que no sepamos.

siendo positivos, esta experiencia me sirve para alejarme definitivamente de personas de las que ya estaba algo lejos, y de acercare a personas de las que algunas de ellas, estaba lejos pero que, llegado el momento, me han llamado y se han ofrecido.

tremendamente querido en el barrio. Con las verduderas que me cuelan en la compra, mi farmacia donde me atienden la mar de bien, y el bar de mi barrio, donde tomo café casi a diario, donde te dicen eso de "esta es tu casa" y "lo que necesites...".

hoy me ha pasado algo realmente tierno. Un compañero vendedor de cupón de la ONCE, paralítico cerebral, no ha dudado en darme su teléfono "por si necesito algo...".

con problemas de movilidad importantes, "que el me hace algún recado..." y no he podido menos que apretar los dientes y tragar saliva.

ha hecho algo por mí que yo no hubiera hecho por él. No por maldad sino por ignorancia y por dar por supuesto, "que su madre y su familia le echan una mano".

él no ha dado por supuesto nada. Él se ha ofrecido. Un ofrecimiento valiente y sincero y realmente me hace pensar que está hecho de mejor pasta que yo.

gracias por ofrecerte, por la lección que me has dado y si, si te necesito, te llamaré.




domingo, 15 de octubre de 2017

Mañana.-

Mañana.-

Mañana es un día feo para todos.
Un día donde una vez mas, la fuerza va a imperar sobre la razón.
Donde los políticos, el Estado, la Generalitat y los Nacionalistas de un bando y otro van a tener su día de fiesta.
El artículo 155 de la Constitución frente a la proclamación de la República Catalana.
Ojalá algún día exista un mundo sin fronteras, sin hambre, sin guerras, donde los países poderosos ayudaran a los países en vías de desarrollo y donde nadie muriera por una gilipollez en los países tercermundistas.
Mientras tanto, los Nacionalistas de un bando y otro siguen arrimando "leña al fuego".
Cada uno lo hace como puede. Con manifestaciones ultras en Las Ramblas, desde el balcón de su casa con un karaoke o por medio de las redes sociales.
Mañana debe ser el día de dar un paso atrás, tanto unos como otros. De decir "lo siento, me extralimité", tanto unos como otros. De un acercamiento ejemplar donde brillara la unión entre conciudadanos, la democracia y la Constitución. De ser un referente al mundo entero de convivencia, aceptando la diversidad de las regiones y de sus ciudadanos, viéndolo como lo que es, algo enriquecedor para todos.
Pero mañana será, mañana.