*

*

sábado, 12 de agosto de 2017

"Ercalibu". La peli castaña!!!

"Ercalibu".  Sin pies ni cabeza.-

Ante la posibilidad de pasar una tarde en blanco en este pueblo tan caluroso y aburrido, decido ir al cine a ver la película Excalibur.

Compro entrada, palomitas, coca cola, y empieza la romería de la barra del cine a mi asiento consiguiendo solo perder unas tres palomitas.

Nada más empezar, la señora de al lado, costipada, decide toser, estornudar y sorber mucosidades durante toda la proyección, haciendo más insufrible la sesión de esta peli castaña.

Tb al ratito suena un móvil, y va el tío y lo coge para decir que esta en el cine y que no puede hablar, como si estuviera en la cocina de su casa, pero... entremos en materia.

Imposible meterse uno en la castaña- película donde sale el protagonista de mi serie preferida, Hijos de la Anarquía, Jax, más cachas, con el pelo corto y sin moto, claro, interpretando a Arturo.

El mago Merlín es una maga. Demasiado delgada, que se mete en la mente de los animales y cae en trance cada dos por tres.

Es una peli donde todos caen en trance. La maga, Arturo, el tío de Arturo, el padre de Arturo... poniéndose le los ojos como a mi gato, recordando la teoría de "mis amigos los gnósticos " de que los extraterrestres existen.

Mi abuela le hubiera quitado la delgadez y los trances a la maga con torrijas.

Bajo el lema "es que estas muy delgada" o "es que casi no comes" su tratamiento hubiera sido una merienda de torrijas y un vaso de leche y no, Jax, es decir, Arturo, no se la tira... a pesar de todo pronóstico.

Lo mejor de la peli ha sido la fotoca de la salida, de esas que sin buscarla la encuentras y como siempre pienso cuando me defrauda una película, "si no la veo, no lo hubiera sabido".

Así que aquí os dejo la foto, que la peli... es una... castaña.


miércoles, 9 de agosto de 2017

martes, 8 de agosto de 2017

Luis y las Cabañuelas!!!


Luis y las Cabañuelas.-

Las cabañuelas es un sistema de previsión del tiempo cuando no existían los satélites ni Mariano Medina.
Hablamos de principio del siglo pasado cuando, la subsistencia de una familia de agricultores dependía de cuando plantar la cosecha y cuando recogerla, influyendo el tiempo de manera positiva para bien o, negativa para pasar “hambruna y necesidad”.
Mi padre, hijo de agricultor, entendía de cabañuelas y me chocaba ver como “adivinaba” el tiempo que iba a hacer en el año próximo.
Un señor que estaba ingresado en el asilo de Orihuela me lo explicó todo “la mar de bien”.
Era agricultor, había tenido una finca, sabía mucho de plantas, animales y perros, mi animal preferido y por las circunstancias de la vida, viudo, sin hijos, disgustado con su único hermano, diabético y ciego.
Este hombre siempre sabía ver lo mejor de las cosas y cuando iba a visitarlo no le afectaba, al menos eso aparentaba, tener que compartir habitación, comer a golpe de pito, vivir con cierta marcialidad, y es que los asilos de algunas monjas, es lo que tiene, “la patata y los purés de verduras”.
Me comentaba cosas como si la madera cruje (humedad) o aumenta de tamaño (se hincha), si el gato maúlla, me hablaba del calor húmedo, de la lluvia, de heladas...
Las cabañuelas empiezan el 01 de agosto, y ese mes se corresponde a agosto,
El 02 de agosto, septiembre,
El 03 de agosto, octubre,
Y así sucesivamente hasta el 12 de agosto. Estas son las cabañuelas de ida, y luego están las de retorno.
13 de agosto, julio,
14 de agosto, junio,
15 de agosto, mayo,
...
Una duda que me aclaró es, si la cabañuela de ida no coincide con la de vuelta a cual se le hacía caso?
Y él me contestó que siempre a la de ida.
Luis desapareció de Orihuela hace ya más de una década.
En el boom inmobiliario las monjas vendieron el solar, especularon con el terreno y trasladaron a todos los residentes a otro asilo, pero esta vez en Caravaca de la Cruz, a 90 kms de familia, amigos, conocidos...
Y es que algunas monjas, además de ahorrativas con sus purés, son bastante interesadas.
Y esto son las cabañuelas y parte de historia de Luis, el ciego.



jueves, 3 de agosto de 2017

La caló!!!

La caló!!!

6.15, me despierto pegajoso y con una cucaracha muerta en mis náuticos.
mi gato caza de noche y me trae comida a casa.
yo pensaba que era "el sumum" de un dueño, que tu gato cace para ti, pero según he leído, significa que el gato no te considera lo suficientemente hábil para cazar, vamos, que eres un poco tonto y te considera un lelo, y para evitar que te mueras, te trae algo de comida.

6.45h. enciendo e aire acondicionado de mi coche con rabia, lo pongo a la mitad y tiro pal curro.

15h. enciendo el aire acondicionado del coche, sin rábia, y tiro pa mi casa.

llegada a casa. desde las 11h dando el p.sol en la p. fachada, orientación norte, y lo peor, "ya me lo dijo i madre... no te compres un ático norte que en invierno pasarás frío y en verano calor", pero yo a los 26 años, "ya estaba de vuelta de todo" y no le hice caso..

16h. aire acondicionado de la marca Fujitsu. tiene 17 años y en este tiempo, he limpiado los filtros como dos veces y no lo he recargado nunca. "demasiado bueno me ha salido".
"que no hace ruido...". "ni el somier de mi abuela f. en su noche de bodas suena tanto como este aparato".

"ventilador del inquilino moroso que le dejó a mi madre a deber unos 3.000 pavos".
el ventilador mas caro del mundo.
los motores atómicos de Enterprise a toda propulsión se oyen menos que este ventilador.

la tdt. una p.m.
en mi vida he tenido tantos canales y me han gustado tan poco.
opción; episodios repetidos de "aquí no hay quien viva", mientras el calor, el sudor, el aburrimiento, los ruidos y la falta de sueño (siesta) marcan la tarde.

hasta tres duchas al día, con el consiguiente cambio de ropa.y la whirlpool, una campeona.
siete años y ruge como mustang casi todas las tardes.

y esas son las siestas en este verano tan tórrido y aburrido que vivimos año tras año en mi ciudad.

y bajo e lema, "para tres meses de frío, no merece la pena..." y "para dos meses de calor, que mas da...", tenemos casas poco aclimatadas a los rigores del invierno y del verano, con construcciones de risa, poco aisladas y nada acogedoras en las estaciones duras del año.

y pegajoso y sudoroso, temo el momento de tumbarme sobre la cama a sudar, a pasar calor y a no dormir hasta que, justo antes de amanecer te entra un sueño de esos muy dulces, de acurrucarte, con el gato a tus pies, hasta que suena el despertador.

6.15h... y vuelta a empezar.



martes, 1 de agosto de 2017

La playa y el mar.-


La playa y el mar.-

18 años, 07 de julio, la pandilla de amigos de Callosa de Segura y el mar por hogar.
Necesitábamos un sitio donde recogernos, de 13h a 15h y de 17.30h hasta las 21h.
Un sitio cómodo, fresco, gratuito, donde jugar al mentiroso, bañarnos, jugar a las palas y a última hora, echar un partido de fútbol.
Era un lugar que sin quedar con nadie, estábamos todos.
Todos sabíamos nuestras horas y nuestras rutinas.
Era un lugar donde conocer chicas.
Conocíamos a las habituales, a las que llegaban de vacaciones por su tonalidad en la piel, a las que vivían todo el año en Torrevieja y año tras año, sin quedar con ellas, algunas las veíamos en la playa, la playa del Cura.
Lo mejor, la libertad.
No tener prisa por levantarnos, tener dos meses de diversión, conocernos a los porteros de discoteca para que no nos cobrasen la entrada y con esas 2.000 pesetas que me debían durar toda una semana, dejarnos invitar por los amigos que ya trabajaban.
Los coches, clave a partir de la 2 de la madrugada.
Todas las discotecas estaban en la periferia y necesitábamos movernos.
Keeper, Teklas, Chaplin,...
El horario de los pubs, hasta las 3.30h de la mañana. Chez Tito, Casablanca, El Monroe... para terminar en el Tris Tras, que ese cerraba bastante más tarde.
Siempre había que llevar cuidado en El Monroe.
Era un pub de ingleses, regentado por ingleses, un pub heavy y, parte de la diversión de esos ingleses era emborracharse y pelearse.
Pero eso eran los ingleses. No recuerdo una pelea en todos mis veranos de Torrevieja.
Recuerdo quedar a las 23.30h, ir por los pubs, ir a las discotecas, comernos un gofre antes de irnos a casa, pero no recuerdo peleas o grandes discusiones.
Quizás sea por todo esto mi vínculo con la playa y el mar, por los grandes momentos que hemos vivido allí.
El mar me enseñó a nadar, que buceando te desorientas, que en sus corrientes siempre se nada en paralelo, que sus resacas te dejan un hueco de arena debajo de tus pies en la orilla, a llevar cuidado en las playas desconocidas, a disfrutar con sus olas, que el levante dura seis días, que el leveche te empuja hacia dentro y un montón de cosas más... y lo más importante, me enseñó a tenerle respeto.
30 años después, ir a la playa no se ha convertido en ir a ese sitio incómodo donde uno se llena de arena, no sabe muy bien como sentarse, le molesta la sal del mar,...
Ir a la playa es ir a ese lugar donde nunca te aburres. Donde siempre puedes bañarte, pasear o sentarte en la orilla con las gafas de sol y la gorra. Donde se duerme la siesta, se lee un libro o te distraes observando a otras personas.
Ir a la playa sigue siendo algo mágico.
Antes con las llaves de casa, una camiseta y un montón de amigos.
Ahora con sombrilla, silleta, toalla, mochila, protector, gorra... y siempre falta algo.
Pero ir a la playa siempre será ir para mí, a ese lugar fantástico que me ha acogido en cada ciclo de mi vida, con amigos, con los peques, con otros matrimonios o solo.
Así que esta entrada va, para la playa, con su arena y su mar salado, con su sol, sus problemas de aparcamiento y algún que otro maleducado pero también con su calidez, su belleza y sus mil formas de diversión.